Salud Integral y Emocional

Salud Integral y Emocional es una plataforma de divulgación de salud, desarrollo personal, nutrición y estilo de vida cuyo objetivo es mejorar tu salud, fuerza y vitalidad desde un enfoque Integral, teniendo en cuenta no solo nuestros hábitos alimenticios, sino otras variables como el estado emocional y estilo de vida.

Tenemos programas on-line para que puedas trabajar desde tu casa  así como asesoramiento personalizado.

Programa: Autoestima Saludable y  Salud Integral

Contacta con nosotros y envíanos un correo.

  info@dracarmenzorrilla.com

Efecto pigmalion. Profecía autocumplida.

El efecto Pigmalión es un término que utilizó el psicólogo social Robert Rosenthal a raíz de unos experimentos realizados en 1965 para referirse al fenómeno mediante el cual las expectativas y creencias de una persona influyen en el rendimiento de otra. Rosenthal bautizó este efecto con el nombre del mito griego Pigmalión.

En la obra del poeta Ovidio, Pigmalión era un escultor que vivía en la isla de Creta y que se enamoró de una estatua que él mismo había creado, Galatea. Tan fuertes eran sus sentimientos por ella que pidió a los dioses que la convirtieran en una mujer de carne y hueso para poder amarla como a una mujer real; Afrodita le concedió su deseo. Más tarde Pigmalión se casó con ella y fruto de su amor nació Pafo, su hija.

Por el contrario, unas expectativas bajas influyen en el otro de manera negativa, afectando a su rendimiento. Cuando estas expectativas, ya sean altas o bajas, proceden de un individuo hacia sí mismo el fenómenos se conoce como efecto Galatea. 

Así, el proceso clave que subyace tanto al efecto Pigmalión, como al efecto Galatea es el poder de las expectativas y creencias; ya que éstas influyen en las conductas y rendimientos, tanto de los demás como de nosotros mismos. Si tenemos en cuenta estos efectos (Pigmalión y Galatea), nuestras creencias son más importantes de lo que pensamos.

El poder de las expectativas.

En los años 60 Rosenthal y Jacobson  tomaron al azar un grupo de estudiantes y se les aplicaron un test de inteligencia.

También al azar, se les dijo a 20 de ellos que habían sacado altas puntuaciones y que su desempeño era superior al del promedio general. Luego se entregó el grupo a un maestro, indicándole las particularidades de estos “geniales” jovenes. Al final del año, todos estos estudiantes tuvieron un desempeño superior al resto.

Los resultados iniciales del test eran falsos. Ninguno de esos jóvenes mostraba capacidades superiores. De hecho, algunos se calificaron por debajo del promedio.

A  partir de experimentos como éste ha podido concluirse que si un niño es considerado inteligente y capaz  y se le trata esperando que sea competente, él acabará respondiendo a esa expectativa.“Las expectativas y previsiones de los profesores sobre la forma en que de alguna manera se conducirían los alumnos, determinan precisamente las conductas que los profesores esperaban.” (Rosenthal yJacobson).

Estamos proyectando una VISIÓN POSITIVA de lo que la otra persona es capaz de hacer; y ésto, en numerosas ocasiones se convierte en el motor necesario que impulsa al cambio. Es la ilusión de que la otra persona descubra su potencial, permitiendo aflorar unas capacidades que ni siquiera antes reconocía.

 

“Trata a un hombre tal y como es, y seguirá siendo lo que es; trátalo como puede y debe ser y se convertirá en lo que puede y debe ser”

Johann Wolfgang von Goethe

 

El efecto Pigmalión es un fenómeno positivo que podemos aplicar en diferentes ámbitos. Simplemente mostrando a los hijos, alumnos, amigos, compañeros lo mucho que se espera de ellos. El problema es que esto es algo más complejo de lo que parece, ya que estas expectativas tienen que ser reales y estar fundamentadas y arraigadas en la mente de la persona.

 

Efectos nocivos del efecto Pigmalión.

El hecho de verse reflejado en un hijo o en un alumno y querer que sea como nosotros, que consiga lo que hubiéramos querido o lo que consideramos que debe ser, puede provocar que las consecuencias del efecto Pigmalión se tornen negativas. Las expectativas sobre el otro se manipulan al pasarlas por un filtro personal.

Por otro lado si alguien es tratado con recelo y se desconfía de sus capacidades, probablemente será incapaz de volverse competente y exitoso. Se expresa de una forma interesante, a través de la frase:

 
 
“Tanto si cree que puede, como si cree que no puede, está en lo cierto”

Para evitar los efectos nocivos del efecto Pigmalión hay que hacer un ejercicio de autoexploración; en el que descubrir cuáles son las expectativas fundamentadas que tiene hacia el otro y por qué. Se trata de sacar el máximo partido a las posibilidades reales, no imponerle creencias limitantes de nuestra historia personal; queremos ayudar a su superación. Reconocer al otro por lo que es, cuáles son sus habilidades y todo lo que tiene de positivo ayuda a acompañarlo y a que se sienta acompañado y sobre todo, a que mejore su autoestima y su actitud ante la vida.

Por ello cuidemos la forma de ” mirar “, la forma de hablar …Intentemos motivar, alentar, infundir ilusión y esperanza, confianza en la persona.

El  efecto Pigmalión es un acto de generosidad, justicia e inteligencia. Es saber mirar a los ojos de las personas y ver la grandeza de su totalidad. Callar la grandeza de sus miserias y darle voz a la grandeza de sus fortalezas. Es una mirada de esperanza, confianza, fuerza, motivación y de LUZ; esa luz que es fundamental para la vida de nuestros hijos, alumnos, compañeros y amigos. Esa luz que es esencial para ver el mundo.

 

THOMAS EDISON 

Si analizamos la biografía de algunos genios del mundo de la ciencia, el arte, el deporte, etc., observaremos que en muchos casos había una persona que tenía una fuerte esperanza depositada en el genio en cuestión. Sin ella, es posible que su vida hubiera sido totalmente distinta.

Es el caso de Thomas Edison; un día, siendo niño Thomas Edison llegó a casa y le dio a su madre una nota diciédole: “Mi maestro me dio esta nota y me dijo que sólo se la diera a mi madre.” Los ojos de su madre estaban llenos de lágrimas cuando  leyó en voz alta la carta que le trajo su hijo: “Su hijo es un genio, esta escuela es muy pequeña para él y no tenemos buenos maestros para enseñarlo, por favor enséñele usted”.Desde entonces así lo hizo.

Desde hace años me he ido formando en distintas disciplinas dentro del campo de la salud. Soy Doctora en Implantología por la UGR, Especialista en Cirugía Oral, Nutricionista, Experta en Diagnóstico Genético. Soy Coach personal y experta en Inteligencia emocional. En la actualidad acompaño a mis clientes en alcanzar una vida más plena, sana y larga a través del los hábitos de vida saludables y el coaching para la salud.
Posts published: 43

2 comments

  1. Arlet dice:

    Muy buen aporte, muy recomendable! Un cordial saludo.

    1. Gracias por el comentario. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyrights © 2017 Interior-Mente. Todos los derechos reservados.
A %d blogueros les gusta esto: